Wednesday, April 18, 2007

Decir teatro español es decir Gustavo Pérez Puig

El titular es bien elocuente. Don Gustavo Pérez Puig es probablemente el mejor realizador y director de teatro vivo en España. Este madrileño nacido en 1930 se inició en el arte teatral desde la universidad, cuando estudiaba Filosofía y Letras, y con solo 21 años consiguió estrenar "El sombrero de tres picos" de Manuel Mihura, uno de sus mayores éxitos. A mediados de los 50 se incorpora a Televisión Española, y allí desarrolla la mayor parte de su carrera con programas inolvidables como el mítico Estudio 1, logrando la aclamación de crítica y público. Sus adaptaciones de Doce Hombres sin Piedad, Don Juan Tenorio, Escuadra Hacia la Muerte, La Venganza de Don Mendo o Ninette y un Señor de Murcia son ya clásicos recordados por todos los españoles, al igual que Vaya Par de Gemelas y las varias colaboraciones con Lina Morgan. Pérez Puig fue Director del Teatro Español de 1990 a 2003 y Premio Nacional de Teatro en 1962 y 2003. Don Gustavo pertenece a ese reducido grupo de artistas españoles que siempre ha afirmado abiertamente ser de derechas, lo cual le ha costado no pocas discriminaciones y persecuciones políticas. Aunque a través de los enlaces de internet solo hemos podido rescatar una referencia, son muchas las ocasiones en las que ha manifestado sus ideas y ha criticado la labor de gobiernos socialistas.
Su concepción del teatro se tildó de retrógrada -pero «¡yo por llamar la atención no hago chorradas con los textos!»-. Sus maneras, de polémicas -aunque él prefiere ser «artesano antes que gilipollas»-.Y lo último: su fama de facha. «Pues no. Soy progresista como el que más, pero cuando oigo la Internacional... ¡me pongo enfermo!». [...]
Y es que la política le ha traido a Pérez Puig alegrías -«un socialista, Garrido, me trajo al Español, y no lo olvido»-, pero también sinsabores. Por ejemplo, cuando el PSOE le acusó -al final era sólo un error contable- de robar 400 millones del Español, «y yo al que me acusa de robar me cago en su madre». Más sobre su fama de reaccionario: «Respeto a los trabajadores más que esos comunistas de salón, pero sí que soy de derechas. Y qué.Por leer el ABC, a mi padre le fusilaron tres veces de mentira, disparando al aire, en la Guerra. Sin pelo ni dientes se quedó, de puro miedo. Cosas así no se olvidan».
http://www.elmundo.es/papel/2003/11/07/cultura/1512949_impresora.html



Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?